[ACTUALIDAD]
Fallo VIII Edición Premio Libro del Año 2018. La Fundación Francisco Umbral dio a conocer el 30 de enero en la sede la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón, el libro ganador del “Premio Francisco Umbral al Libro del Año 2018”. En esta octava edición, el premio, dotado con 12.000 euros y una estatua diseñada por Alberto Corazón, ha recaído en Antonio ...
[RECIENTES]
Ya ha salido a la venta la reedición de Diario de un escritor burgués. Es un año en la vida De Francisco Umbral en ...
Se celebró con gran acogida de estudiantes la mesa redonda “La pervivencia de Francisco Umbral” en la UCM con motivo de ...
Continua el tour que la exposición fotográfica “Francisco Umbral, libro a libro” promovida por la Fundación Francisco ...
EL ARTÍCULO [del día] 28-01-1996, EL MUNDO
De borgianos, Agathas y Elizabeth Berkley
Domingo 21 DICE Borges en el Borges de Marcos Ricardo Barnatán: «Yo afirmo que la biblioteca es interminable». Supongo que se refiere a mi piscina. . #Lunes 22 COLOQUIO en la Fnac en torno a Madrid 650. Juan Manuel de Prada es un joven escritor de vocación minuciosa, de escritura lenta y rica, bordada y segura. Es un escritor hecho de libros, que sin embargo pilla los trasluces de la vida, las delicias de lo pequeño, con atención, oportunidad y estilo. Le buscan editoriales y periódicos. Hasta Silvia Bastos se interesa por la novela que está haciendo. Actualmente colabora en ABC. Venido de Salamanca, entra en Madrid dispuesto a escribir hasta en las paredes, y frecuenta amigos recoletos y lúcidos como Andrés Trapiello. Son los prosistas puros, mucho más herméticos y apartadizos que los poetas puros. Carmen Rigalt, que también participa en el acto, me parece hoy la primera pluma femenina de España. Está entrando en una madurez intimista, en un lirismo sencillo, en su propio mundo delicado e irónico de mujer sola (aunque no esté nada sola). Con el pelo color violín en llamas, tiene una cosa catalana y francesa, una sensibilidad de manos liliales y pies pequeños. Ya le han pedido sus artículos para darlos en libro, por supuesto. Carmen podría hacer un diario íntimo o una novela secreta muy singular, si su dulce escepticismo se decidiera a creer en algo más que el sol macho del Caribe. Carmen se ejercita en un feminismo sin acritud, sonriente, en una burla amable de los hombres. Ni en libro ni en periódico encuentro yo un alma de mujer tan vibrátil, y menos una pluma tan hecha en el lirismo urgente y veraz del periodismo. . #Martes 23 AGATHA Ruiz de la Prada, abandonando de momento su estilo arlequín y Picasso, se pasa personalmente a un Toulouse-Lautrec (o Anglada Camarasa) de sombrero negro con pluma roja, de boca desnuda y pierna larga, de sueño parisino y conjunto sexy/invernal. Raúl del Pozo me dice que es la mujer más guapa de Madrid. . #Miércoles 24 MI querido Jaime Peñafiel lo ha contado hace poco: Marta Sánchez vendió su desnudo a Interviú por unos cuantos millones, pero negándose a posar de espaldas. «Mi culo es aparte, mi culo vale mucho dinero». Uno recuerda a Marta desde que empezó y la realidad es que tiene el culo plano. Maravillosa manera de sublimar un defecto, de invertir una causa. Pone su culo carísimo porque sabe que no le conviene enseñarlo. Es lo que suele hacerse en la vida: encarecer aquello que no tenemos, que es la mejor manera de sustituirlo por el mito. Pero la verdad es que todos vivimos pendientes de nuestro culo. De joven, mi sastre me decía: - Como usted no tiene culo, las chaquetas le caen muy bien por esa parte. Bueno. Pero la verdad es que el no tener culo me ha evitado muchos equívocos con los homosexuales. La mujer vive atormentada por su culo, mucho más que por su cara. Que si demasiado grande, que si demasiado pequeño. Yo creo que ellas van más seguras por la vida con un culo aparente que con una cara hermosa (envejece más la cara que el culo). La bella culiplana da siempre un carácter inseguro, mutable, perdidizo. No se puede navegar sin cofa. Las hay que lo arreglan poniéndose un gran lazo a la altura del culo. Beatriz de Moura, que es bella, me decía una vez: «Yo quisiera un gran culo sólo por un día, por saber qué es lo que le dicen los hombres a la de hermoso culo». Uno tiene escrito algún tratado sobre el culo femenino, a petición de Ymelda Navajo. La mujer segura de su culo triunfa más en la vida que la que sólo está segura de sus títulos universitarios. Y esto no sólo por el machismo ambiente, sino por un juego de mecanismos psicológicos interiores que determinan la persona. Lo que yo no haré nunca es escribir «trasero» o «posaderas». Qué manera de vulgarizar y envilecer ese gracioso capricho de la naturaleza femenina, porque el culo de la mujer es inexplicable. Bueno, pues hasta los académicos lo ponen. . #Viernes 26 ESTRENO de Showgirls en el Coliseum, con un público joven de risas y cotufas. En principio, no es mucho más que el viejo musical de los cincuenta, pero en bolas. La ingenua sexualísima, la negra buena, el director déspota, la estrella sabia, mala y polivalente, y en este plan. Elizabeth Berkley tiene un adorable perfil de pez, un erotismo urgente y una navaja. Liz es niña y cruel, con el cuerpo lleno de impaciencias y perfecciones. Una gran bailarina que se pinta la boca fuera de la boca, como en los cuarenta, lo que la hace más pez, el pez hembra más deseable de la temporada. Un musical donde se pasa del lucky a la coca y del rock a la posmodernidad. Gran ritmo muy controlado, en la narración. Algunos críticos han querido minimizar y hasta infantilizar el evento. La autocensura debe ser una especie de joroba interior. La prota, o sea Liz, no es buena y finalmente virgen, no va dejando un rastro de estrógenos decentes y castísimos, sino que traiciona y empuja, casi mata, para llegar arriba, pero cuando ha llegado vuelve a la carretera, escapa. Una heroína, pues, del acto gratuito y el éxito para nada, para tirarlo. Es decir, toda la ética de ahora mismo, un existencialismo puesto al día. Y un superalmodóvar. ¿Porno? El pubis de Liz es tenue, rubio, adolescente. Aquí hay un erotismo aseptizado, unas fornicaciones (y lesbianismos) más expresionistas que viciosillos. Un musical memorable, en fin. Pero mi amigo el doctor Soberón se durmió a la mitad. . #Sábado 27 MANZANARES llovido, plural río, Quevedos, Lopes, Góngoras, verdugos, bajan en la corriente, naufragados, en tu hermosa venganza, río mío, hoy me he asomado a verte, crecedero, rebosando la copa de los árboles, creciéndote en los puentes, tan romántico, Espronceda del agua, esproncediano, declamatorio en litros, metros cúbicos, fuiste de trago corto cuando entonces, yo acampado a tu vera, tan vencido, y ahora sacamos pecho, río mío, hasta quedar en seco cualquier día, pero no en este sábado afluente, cuando bajo a mirarte y a mojarme, tan viejos y tan plenos, desbordantes por las ancheadas márgenes del día.


Powered by Comunicación Singular S.L.